Jump to content
Foro: El Librero de Gutenberg

Buscar en la comunidad

Mostrando resultados para las etiquetas 'desarrollo personal'.

  • Buscar por etiquetas

    Escribe las etiquetas separadas por comas.
  • Buscar por autor

Tipo de contenido


Foros

  • General
    • Preséntate aquí
    • El café de Gutenberg
    • Haz una pregunta

Encontrado 9 resultados

  1. Cuando una persona tiene el autoestima sana se sienten muy bien consigo mismas y por supuesto, están orgullosas de sus habilidades. Pero existen personas que tienen problemas de autoestima, debido a que la tienen baja, afortunadamente esto no es algo permanente y se pueden hacer muchas cosas para mejorarla. Las personas con baja autoestima sienten que no gustarán a nadie, que nadie los aceptará o que no son buenos en nada. Si estás pasando en estos momentos por algo así, no debes de sentirte avergonzado o avergonzada, ya que se puede solucionar y para ello te daremos algunos tips. Tips que te ayudarán a mejorar tu autoestima 1. Deja de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Si estás acostumbrado a centrar la atención en tus defectos, empieza a pensar en aspectos positivos que los contrarrestan. Cada día anota tres cosas sobre ti que te hagan feliz. 2. Ponte como objetivo el logro en vez de la perfección. Algunas personas se acaban paralizando debido a sus ansias de perfección. En lugar de frenarte, piensa en qué eres bueno y en las cosas con las que disfrutas. 3. Considera los errores como oportunidades de aprendizaje. Las aptitudes de una persona están en constante desarrollo, y que cada uno sobresale en cosas diferentes; es lo que hace interesante a la gente. 4. Identifica lo que puedes cambiar y lo que no. Si te das cuenta de que hay algo tuyo que no te hace feliz y puedes cambiarlo, empieza ahora mismo. Si se trata de algo que no puedes cambiar (como tu estatura), empieza a trabajar para quererte tal y como eres. 5. Fíjate metas. Piensa en qué te gustaría conseguir y luego diseña un plan para hacerlo. Atente al plan y ve anotando tus progresos. Además, siéntete orgulloso de tus opiniones e ideas. No tengas miedo de expresarlas. No olvides hacer ejercicio, que te ayudará a disminuir el estrés y estarás más sano y más feliz. Recuerda que nunca es tarde para mejorar tu autoestima.
  2. Desde niño solíamos tener envidia por los vecinos o amigos que tenían mejores juguetes con nosotros, pero a esa edad no sabíamos que ser envidioso no era algo bueno. Sin embargo, ya en edad adulta existen personas que siguen siendo envidiosas, si a eso le sumamos que son egoístas, la cosa no pinta nada bien. Así que en esta ocasión te daré a conocer cinco pasos para que puedas dejar de ser envidioso y egoísta. ¡Presta mucha atención! Pasos para dejar de ser envidioso y egoísta 1. Cambia tu enfoque a la bondad en tu vida Una de las mayores razones por la que envidiamos la vida de otros, es porque hemos comenzado a tomar nuestras bendiciones por sentado. Cuéntalos otra vez. Eres talentoso, eres dotado, eres único. Tu vida es demasiado valiosa para vivirla como todos los demás. Tienes un sinnúmero de razones para estar agradecido por la vida que se te ha dado. Recuérdate a ti mismo otra vez. 2. Recuerda que nadie lo tiene todo Comparar tu vida con los demás es siempre un caso perdido. Siempre parecerá que hay personas que tienen mejores cosas que tú. Pero recuerda, siempre tendemos a comparar lo peor de lo que sabemos acerca de nosotros mismos con las mejores suposiciones que hacemos sobre otros. Recuerda, nadie lo tiene todo. Cada persona que conoces experimenta problemas, pruebas y debilidades, igual que tú. Esto es lo que nos hace humanos. Nadie está exento. Nadie lo tiene todo. Nadie. 3. Evita a las personas que habitualmente aprecian las cosas equivocadas Si pasas todo el tiempo con personas que comparan la última moda, vas a comenzar a desear la última moda. Si vas a gastar todo tu tiempo con personas que hablan de sus salarios, sus coches nuevos, o sus vacaciones extravagantes, vas a caer de forma natural en la inevitable trampa de comparar tus pertenencias a la de ellos. Pero hay cosas mucho más importantes a seguir. Deja de participar de la conversación (y la relación si es necesario). 4. Pasa tiempo con gente agradecida La gratitud es altamente contagiosa y es por eso que debes dedicarle tiempo. Ver: La gratitud y sus beneficios para la salud y la felicidad. Encuentra a las personas agradecidas que experimentan satisfacción en sus vidas y pasa un tiempo de calidad con ellas. Los puedes encontrar en línea o los puedes encontrar en persona. Pero mientras más inviertas tu tiempo con ellos, más su espíritu se convertirá en el tuyo… y pronto, otros desearan lo que tú tienes. 5. Celebra el éxito de los demás Genuinamente y prácticamente, alégrate de la suerte de los demás. Cuando alguien recibe algo que tu deseas, se feliz por ellos. Deja de ver la vida como una competición. La alegría no es un recurso finito. Y el momento en que aprendas a experimentar la felicidad en la alegría de los demás, es el día en que darás un gran paso para superar la envidia de una vez por todas. Sigue estos consejos que te harán muy bien.
  3. A lo largo de la vida vamos a cometer una gran cantidad de errores, ya que nadie nos dijo como es que se deben hacer las cosas, ni que camino tomar, simplemente tomamos el riesgo. Es entonces cuando recordamos la voz interior que nos dijo no lo hagas y nos llega el arrepentimiento, nos estancamos en el pasado y nos hacemos con frecuencia la pregunta: ¿Por qué lo hice? Pero existe una solución para dejarnos de sentir culpables y aquí te damos los consejos para conseguirlo. Consejos para aprender a perdonarte 1. Calla a la culpa. Después de equivocarnos aparecen las preguntas incesantes que comienzan con un: ¿y si hubiera…? El reproche es constante, no hacia los demás, no hacia lo que pasó, sino hacia nosotros por habernos equivocado, por no haber escuchado al instinto, a esa voz que dijo que no lo hiciéramos. Bueno, ¿y cómo callar a la culpa? Sólo escúchala, no trates de bloquearla, será peor. Déjala que hable, respóndele, dile que no eres culpable de nada, que lo que hiciste fue por elección, porque lo deseabas; repite el diálogo cuantas veces sea necesario. 2. Usa tu creatividad para liberarte A veces no basta con dialogar contigo y decirte que todo irá bien, a veces, por no decir que en todos los casos es necesaria la catarsis, sacar todo aquello que está dentro y hace ruido, que provoca molestia y caos debe salir de alguna forma, busca la que más vaya contigo, la que mejor te acomode. Grita, llora, habla con amigos, canta, haz música, escribe, dibuja o pinta. 3. Invierte tiempo en ti ¿Qué mejor manera de autoperdonarte que hacer las paces contigo? Dedícate tiempo para redescubrir que no eres tan cruel como piensas. Consiéntete. Realiza actividades sin compañía. Sal a caminar, ve al cine, a un concierto, al parque, a un museo. ¡Ve a donde se te antoje! Pero hazlo contigo. 4. Haz actividades nuevas Está comprobado que ante una elección errónea los niveles de dopamina descienden, por el contrario, los niveles aumentan cuando tomamos una decisión que consideramos correcta. Al aprender algo novedoso y estimulante nuestro cerebro lo procesa como una elección positiva, por lo tanto, libera dopamina. Así que ahora que ya estás dedicándote tiempo, anímate a desarrollar una actividad nueva, piensa en qué te gustaría aprender, qué clase te gustaría tomar, a qué club te gustaría unirte; tal vez tocar un instrumento, bailar, cantar, dibujar, nadar, tomar un taller o un diplomado. 5. Viaja "Viajar es más que ver lo que hay para ver, es iniciar un cambio en nuestras ideas sobre lo que es vivir que continúa en nosotros de manera profunda y permanente". Miriam Beard. Viajar te ayuda a desconectarte de lugares, de personas y a conectar con tu interior. Viajar es un ejercicio de descubrimiento, sobre todo personal. Lleva a cabo estos consejos y deja de sentirte culpable de una vez por todas.
  4. Aunque para muchos no sea tan importante, hay situaciones en la vida en las que se necesita dar una buena impresión, dos ejemplos muy claro son cuando vas a pedir empleo o cuando tienes la primera cita con un chico o chica. Y es que, en este tipo de situaciones, probablemente solo tengas una única oportunidad para proyectar una buena impresión. Las personas formamos opiniones de los demás con solo unos minutos, y es por eso que debes estar preparado para mostrar tu mejor versión. Si deseas dar una buena impresión, entonces solo debes de seguir los consejos que te comparto y lo lograrás. Consejos para dar una buena impresión 1. Sé puntual Primero de todo, debes ser puntual. A nadie le gusta que llegue tarde la persona con la que han quedado, y menos si es una entrevista de trabajo. Sé consciente de esto y date el tiempo suficiente para llegar a la hora porque, de lo contrario, puede que no tengas una segunda oportunidad. 2. Observa el lenguaje corporal Tu lenguaje corporal habla silenciosamente sobre ti. Varios estudios han demostrado que tiene cuatro veces más importancia que las cosas que puedas decir. Mirar a la persona a los ojos mientras le hablas o darle la mano de manera firme es importante para dar una buena primera impresión. 3. Sonríe Pese a que la sonrisa tiene que ver con el lenguaje corporal, separarla del punto anterior es importante para recordarlo. No es necesario que muestres los dientes, pero no hay nada que cree una mejor impresión que una gran sonrisa. Intenta no pasar de la sonrisa a la seriedad muy rápido, pues parecerá que la estás forzando. La clave está en la naturalidad. 4. Relájate La postura es importante para mostrar un buen lenguaje corporal, pero no parezcas un robot cuando intentes controlarla. Siéntate recto, pero no seas tan rígido que se note que fuerzas la situación. Relájate y no estés nervioso, disfruta del momento. 5. Sé tú mismo No pretendas ser alguien que no eres, porque es posible que se note. Así que sé tú mismo. Esto puede sonar como un tópico pero es la verdad. Así que intenta no mentir, porque si te pillan te quedará marcada la imagen de mentiroso. De ahora en adelante ya sabes como es que puedes dar una mejor impresión a las personas, debes llevarlo a cabo.
  5. Si eres una persona que le cuesta mucho trabajo lograr sus objetivos, tranquilo, no eres el único. Pero no lo consigues por el hecho de que tengas mala suerte en la vida, sino a que no lo planificas de manera correcta o te planteas un objetivo que es demasiado complicado lograrlo en poco tiempo. Para que puedas lograr tus objetivos te daremos a conocer una serie de consejos que te serán de gran ayuda, verás que en poco tiempo lo consigues sin ninguna preocupación. ¿Preparados? Consejos para lograr tus objetivos 1. Establece un objetivo realista pero desafiante. Los objetivos deben ser realistas porque de lo contrario pueden provocarnos una tremenda frustración. Por tanto, hay que conocer y analizar los recursos de los que se dispone a la hora de alcanzar la meta. 2. Impregna tu objetivo de emociones positivas. Cuando ya tengas tus objetivos en mente, haz una lista de las cosas positivas que obtendrás al alcanzarlos. Piensa en esas cosas que te motivan de la meta o cómo te sentirás cuando lo logres. Recordártelo a diario te va a ayudar a superar los momentos difíciles, que siempre los hay. Por otro lado, algunas personas disfrutan recordando frases motivadoras. 3. Compártelo. Este punto está especialmente indicado para los objetivos empresariales (y también deportivos). De hecho, uno de los tipos de liderazgo más importantes hoy en día es el liderazgo transformacional, pues estos líderes son capaces de hacer que los empleados conecten con su idea de la meta u objetivo. 4. Ten paciencia. Ahora es el momento de tener paciencia y seguir luchando. Puede que no todo salga como has deseado a la primera, pero debes seguir peleando por eso que tanto deseas. Una de las claves del éxito es levantarte tantas veces como te has caído. En los momentos malos, piensa que es normal que no todo salga a la perfección. 5. Ponle fecha. Y claro, cuando ya has planificado el camino a seguir para conseguir las metas tanto a corto, medio o largo plazo, es momento de ponerles fecha. De esta manera te exigirás más a la hora de lograrlo, te servirá de feedback y te ayudará a seguir al pie del cañón. Ahora ya sabes como es que puedes conseguir tus metas gracias a estos consejos, no dejes pasar más tiempo.
  6. No vamos a negar que en ocasiones lo primero que hacemos en el día es quejarnos porque tenemos que ir a trabajar, cuando existen muchas personas que aún no encuentran un trabajo para tener una vida estable. El no ser agradecido se ve reflejado en nuestro día a día, ya que solo atraemos energía negativa. Aunque te cueste creerlo, hay una infinidad de cosas por las que debemos estar agradecidos, como el simple hecho de tener un día más de vida, tener un trabajo, que comer y así puedo seguir diciendo muchas cosas más. Por ello te quiero decir los beneficios de ser agradecidos en la vida. Beneficios de ser agradecido en tu vida 1. Te hace más feliz. Cuando eres una persona agradecida tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te falta. Ese simple hecho te hace una persona mucho más feliz. 2. Beneficia la persona que lo recibe. Ser agradecido beneficia a otros. ¿Cuántas veces te has sentido bien cuando otra persona te agradece algo? ¿Cuántas veces has sentido tu trabajo valorado, tus ideas importantes, tu persona aceptada cuando alguien te agradece? Ese es el punto, una persona agradecida no sólo es más feliz sino que también esparce bendición a su alrededor en cada momento que da las gracias a otros. 3. Fortalece las relaciones. La consecuencia de beneficiar a otras personas fortalece las relaciones. Hace que las personas quieran estar contigo. Te hace una persona interesante. 4. Desarrolla una actitud positiva. Cuando somos agradecidos desarrollamos una tendencia a ver el lado positivo de las cosas. En consecuencia, logras mantener una actitud positiva. Vemos el vaso medio lleno, vemos el sol entre las grises nubes. 5. Te hace consciente de todo a tu alrededor. Ser agradecido te muestra un mundo escondido que la mayoría de las personas no ven. Existe una cadena de “casualidades” que permitan que tu vivas, veas, interactúes con el mundo. Ser agradecido te hace consciente de esa cadena. ¿Sabes las cientos de funciones en tu cuerpo, en el mundo y en el universo que necesitan suceder de forma perfecta para que tu puedas vivir? ¿Para que puedas tener electricidad, agua, un auto, el internet que estás utilizando en este momento? La vida es un milagro que sólo puedes ver cuando te pones los lentes del agradecimiento. Comienza a ser más agradecido en tu día a día y verás como pinta bien a tu favor.
  7. Hay ocasiones en las cuales nos sentimos cansados y tristes, por lo que no queremos saber de nada de lo que pasa a nuestro alrededor. Pero están de acuerdo conmigo que no todo el tiempo puedes estar así. Afortunadamente podemos hacer cosas para mejorar nuestro estado de ánimo y por ello les daré a conocer algunos consejos que les serán de gran utilidad. ¡Presten mucha atención! Consejos para levantar tu estado de ánimo 1.- Escucha música: El poder terapéutico de las melodías es sorprendente. Una canción que sea de tu agrado puede cambiar tu estado de ánimo en segundos. Te inyecta una buena dosis de energía y vitalidad. Cuando estés contento crea una playlist que te ayudará cuando tengas momentos de tristeza o aburrimiento. 2.- Sé agradecido: Toma una hoja en blanco y un lápiz para escribir 10 cosas que has logrado a través de tu vida y que te han dado felicidad. Este listado de gratitud te hará recordar momentos reconfortantes y volverás a sonreír sin que te des cuenta. 3.- Olvídate de la comida chatarra: Es muy cierta la frase “somos lo que comemos”. De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, en algunas investigaciones se revela que las personas que llevan una dieta rica en alimentos procesados sufren de depresión, ansiedad, cambios de humor, hiperactividad, y una amplia variedad de otros problemas mentales y emocionales. 4.- Muro de los recuerdos: Elige una pared de tu casa para pegar fotografías, paisajes y frases que te motiven y te impulsen a conseguir experiencias gratificantes. 5.- Arréglate: Cuando una persona se siente triste deja su apariencia a un lado, lo que demuestra desinterés y baja autoestima. En esos momentos, lo mejor es buscar la ropa que más te agrade de tu guardarropa y salir a caminar para tomar aire fresco. Esto te hará sentir renovada y feliz. Es muy conocido que el ejercicio produce endorfinas, que son las hormonas que producen placer y felicidad, por lo que caminar al menos 30 minutos al día o hacer algún tipo de actividad física acompañado te cambiará el estado de ánimo en un segundo.
  8. Creo que a nadie le molesta iniciar el día de manera positiva, pero lamentablemente en ocasiones suceden algunas situaciones que no dependen de nosotros que no nos permiten iniciarlo así. Aún así no hay nadie más que nosotros que pueda cambiar esta situación. Si no sabes como hacerlo, no te preocupes, aquí te daré a conocer una serie de consejos para que puedas iniciar tu día con energía positiva. ¡Ponlos en práctica! Consejos para iniciar el día con energía positiva Empieza cada día con amor, armonía y gratitud. Vivir el presente y disfrutar el ahora, es una de las claves de la felicidad. Cuando practicas la gratitud, te obligas a tomar conciencia de todo lo que tienes, has logrado, y eres hoy. Empieza tu día con una declaración poderosa. Según un estudio, tenemos entre 45 y 50 MIL pensamientos por día. Elige tus primeros pensamientos y encuadra uno, a través de una declaración poderosa para configurar tu cabeza: “yo soy feliz”, “yo soy [email protected]”, “yo soy [email protected]”, “yo tengo todo lo que necesito”, “todo me sale bien”, “hoy es un día fantástico”, etc. Los pensamientos son energía, que al verbalizar cada uno de ellos, los hacemos real. Inspírate. Lee una frase motivadora, o algo que pueda despertar una idea para una solución; escucha una canción que te guste, mira un pequeño video que te inspire. Todo esto nos permite llevar el día por una buena dirección. Empieza el día con buena alimentación. Esto es algo que muchos saben, pero no hacen. No te diré qué tienes que comer, pero ten presente esto: si lo primero que ingresas a tu organismo, está lleno de grasas y azúcares, entonces, predispones a tu cuerpo a que luego pida más de ese mismo tipo de alimento. Además, esto funciona como el primer punto: empieza con una victoria. Si fallas en tu primera comida….¿qué queda para el resto del día? Planifica tu día. Para ser realmente productivo, y utilizar de manera inteligente tu tiempo, tienes que identificar tus objetivos para no perder tiempo realizando cosas que no son prioridad. Podrás tener un calendario de tus actividades y apegarte a ella, evitando distracciones. Tu tiempo es preciado, si vas a “perderlo”, que sea en tí mismo. Enumera las 5 tareas que sí o sí, o sí, tú quieres cumplir en las próximas 10 horas, para que al final del día sientas que los has vivido con éxito. No todos los días podrás tachar cada punto de la lista, pero seguro, avanzarás más que si no te hubieras organizado. A partir de ahora ya sabes como puedes iniciar el día con energía positiva.
  9. Existen muchas personas las cuales suelen tener una excelente capacidad para hablar con las demás personas y conocer gentes nuevas, pero no todas las personas tienen esa característica, hay quienes sufren por no ser sociables. La buena noticia es que podemos cambiar y ser completamente sociables. ¿No sabes por donde empezar? No te preocupes, en este artículo te diremos algunos consejos con los cuales vas a poder ser más sociable sin ningún inconveniente. ¡Atentos! Consejos para ser más sociable Confía en ti mismo. Esto puede ser fácil de decir, pero no es tan fácil de llevar a la práctica si partes de una autoestima un poco mermada o bien te has habituado a pensar que eso de conocer a personas no es lo tuyo. Tienes que saber que todos tenemos cosas que nos hacen únicos y especiales, historias curiosas y una visión de la realidad que nos distingue. No tengas miedo de hablar con desconocidos. Una de las cosas que te ayudarán decisivamente a mejorar tus habilidades sociales es lanzarte al ruedo y empezar a conversar con personas que no conozcas mucho. Por ejemplo, puedes intentar hablar con personas que te generen más confianza, sobre temas que te resulten cómodos, como alguna noticia de actualidad o algo que genuinamente te llame la atención sobre tu interlocutor. No te limites a interactuar con un círculo cercano. Deberías animarte a entablar conversaciones no solo con las personas que están a tu alrededor la mayor parte del tiempo, sino también con personas con las que coincidas en contextos y situaciones más informales. Si siempre te rodeas y hablas con el mismo círculo de gente, tenderás a permanecer en tu zona de confort. No pierdas contacto. Si conoces a alguien con quien te gustaría volver a encontrarte en otra ocasión, no dudes en pedirle alguna forma de contacto (facebook, teléfono, email…). De este modo, tendrás una vía rápida para volver a saber de esa persona. No te preocupes si una interacción no sale como esperabas. Perder el medio a relacionarse con los demás también implica aceptar que no todo sale siempre como queremos. De hecho, tienes que tener en cuenta que, algunas veces, las personas con quienes intentarás interactuar no estarán de humor. Nos pasa a todos alguna vez y no hay que darle más vueltas. Es momento de que dejes la timidez a un lado y te animes a ser una persona más sociable. ¡Nunca es tarde para empezar a hacer algo nuevo!
×